Archivo | junio 2021

LA HIJA DEL SULTÁN, NUEVO RELATO

MIS QUERIDOS AMIGOS, SÉ QUE SOIS AMANTES DE LOS RELATOS. POR ESO QUIERO COMPARTIR CON VOSOTROS ESTE NUEVO RELATO.

LA HIJA DEL SULTÁN PERTENECE AL LIBRO AMANTES MEDIEVALES II.

DISPONIBLE EN AMAZON, EN PAPEL Y EBOOK.

LA HIJA DEL SULTÁN

      Tarifa, año 711

Tariq es un sultán de origen bereber, que cruzó la bahía de Algeciras con más de 7000 hombres, dispuestos a conquistar el sur de Al-Andalus.  Con valentía y poder, desembarcaron en  la costa sur. Implantaron su cultura y conquistaron lo que ahora conocemos como Tarifa. Ese era precisamente el nombre del poderoso sultán.

    Tariq tenía una hermosa hija llamada Fresán. Una mañana como hacía calor, Fresán bajó al arroyo para darse un refrescante baño. Justamente en la orilla cuando introdujo el pie en el agua, sintió un dolor muy fuerte a la altura del tobillo. Fresán no podía soportar el dolor; era una sensación muy fuerte. La doncella se desmayó. Un joven guerrero visigodo, iba con su regimiento cuando descubrió a la hermosa mujer. Sin pensarlo dos veces,  bajó del caballo y fue a socorrer a la doncella. Observó unos pequeños agujeritos a la altura del tobillo derecho. Comprendió que había sufrido una picadura de víbora, una serpiente muy común por esa zona del valle.

     Sostuvo en brazos a la doncella y se la llevó al campamento visigodo, ubicado al norte de Algeciras. La bella mujer estaba muy enferma, incluso experimentaba convulsiones. En el campamento había un curandero con cierto conocimiento en medicina natural.  Durante varios días, la doncella estuvo en el campamento visigodo. Su padre, el sultán,  estaba muy afligido por la ausencia de su hija. La estuvo buscando por toda Algeciras y sufría muchísimo cada minuto que su queridísima hija seguía sin aparecer. Pronto vino la desesperación al ver que no había noticia de ella en toda la comarca.

     En el campamento visigodo, la doncella fue recobrando y recuperando sus ganas de vivir. El  curandero había logrado extraerle el veneno de la serpiente y su estado de salud había mejorado.  Joest, el guerrero que había encontrado a la doncella en el arroyo, se había preocupado tanto. Incluso sentía cierta atracción hacia ella.

     Pasaron varios meses y Fresán decidió visitar a su padre.  El sultán no podía creerlo, su hija por fin ya la tenía frente a él. Había llegado a pensar que jamás la vería. Pero la fe nunca hay que perderla.  Fresán y su padre estuvieron varios años en Algeciras.

    Sin embargo,  Joset no podía aguantar su vida sin la doncella y no dudó en ir por ella. Entró en la alcazaba,  pero fue arrestado por varios soldados del sultán.  Cuando Fresán vio al visigodo, le contó a su padre que él le había salvado la vida. A pesar de esta revelación, el sultán les prohibió su amor.

    –Me parece bien que hayas salvado la vida de mi hija, por ello, le perdono su vida, pero no puedo consentir ver a mi hija con un visigodo. Le agradezco su valentía, pero ordeno que os marchéis –dijo el sultán.

    –Señor, entiendo que somos de dos religiones distintas, pero para el amor no hay barreras. Quiero a su hija, y será feliz junto a mí porque yo siempre voy a respetar sus creencias. Simplemente quiero estar con ella –dijo Joset.

    –No puede ser. Mi hija debe casarse con un bereber, no con un cristiano. Os sugiero que os marchéis –aclaró el sultán.

    El joven visigodo no tuvo otra elección que marcharse.  La doncella se pasó días y días llorando. Ella solamente quería estar junto a su amado. No le importaban sus creencias. Simplemente lo amaba y  era feliz junto a él. Intentó convencer a su padre, pero lo único que consiguió fue que él se enfadara más con Joset. Un día organizó a su ejército y fue en busca de los visigodos. Estaba convencido de que había que acabar con esos cristianos.

     Cuando el sultán salió hacia el norte de Algeciras, su hija tomó un atajo y llegó antes al campamento visigodo. Joset decidió huir hacia Toledo. La doncella tenía claro abandonar Tarifa y empezar una nueva vida con el joven visigodo.   Su padre acabó con todos los visigodos, excepto Joset. Un soldado omeyo le informó que había visto a su hija huir hacia Toledo.  El sultán se había enfurecido tanto que decidió ir a Toledo.

     Joset y Fresán estaban viviendo a las afueras de Toledo. Habían conseguido la que ellos consideraban una felicidad eterna. Incluso tuvieron a una hermosa hija llamada Serda.  Cuando su hija cumplió los ocho años de edad fue secuestrada por el propio sultán.  Joset consiguió un nuevo ejército y fue en busca de su hija a Tarifa. Hubo una lucha encarnizada, pero el guerrero visigodo consiguió liberar a su hija y volver a Toledo.  El sultán recobró la conciencia y se dio cuenta que su hija era feliz y le pidió perdón. A raíz de esa vivencia tan personal él permitió la unión entre musulmanes y cristianos en Algeciras y toda la zona sur de Tarifa.

ME ALEGRO QUE HAYÁIS DISFRUTADO.

HORROR EN HARBERT, NUEVO RELATO

HORROR EN HARBERT

Ciertamente es algo aterrador lo que acaba de ocurrir. La reina Perda ha muerto. Reder, el rey, su enamorado marido, está destrozado por dicha pérdida. Llevaban casados más de veinte años casados y de pronto una terrible enfermedad acabó con la vida de Perda. En el reino hubo dos meses de luto. Más de cien mil personas se despidieron de la reina. Había sido una mujer muy buena para su pueblo; siempre luchaba por lograr la paz entre cristianos y musulmanes.

     El castillo de Harbert esconde un secreto. Alguien le manda una carta al rey.

     Minset, año 1000.

     Majestad, quiero darle mi más sentido pésame por la muerte de su esposa, la reina Perda, una mujer inteligente y bella. Tengo una serie de dudas en cuanto a su muerte.

     Me gustaría esclarecer su muerte, ya que siempre he admirado a mi reina.

     Un cordial saludo.

     Fernando de Riacho.

     El rey no dejaba de sollozar. Mientras leía la carta, más se acordaba de su amada y su corazón se disolvía en cada una de sus lágrimas. No obstante, él desconocía quién era Fernando de Riacho.

    Dos días después, un caballero montado en un bello corcel negro entró por la puerta principal de Harbert.

     El rey estaba esperando en el patio de armas.

     –Majestad, supongo que habéis leído mi carta –aseguró el caballero.

    –Sí, pero no entendí la razón por la cual se ha de  investigar la muerte de mi amada. Mi mujer falleció de una enfermedad –dijo el rey.

    –No, en lo absoluto. La reina fue envenenada. Las otras noches estuve en una taberna al sur de Minset. Varios señores y una atractiva dama de cabellos rojizos estuvieron hablando acerca de la reina. Oí algo extraño. ¡Ha muerto!

    –Vamos a entrar a mis aposentos. Allí estaremos más seguros pues nuestra conversación no debe oírla  nadie –dijo el rey.

    –¿Estáis diciendo la verdad? Era una mujer alta, con buen físico. ¿Tenía una marca en el pómulo derecho? –preguntó el rey.

    –No recuerdo bien pero sí, que me llamó la atención. Era muy atractiva y todos los hombres de la taberna nos quedamos mirándola.

    –Esa mujer es Finda. Estuve enamorado y tuvimos varias aventuras. Ella es muy celosa y prometió matar a la reina –dijo el rey.

    –No os preocupéis,  majestad, voy a buscar al culpable. Mi reina se merece descansar en paz –admitió el caballero.

     Por la mañana temprano, Fernando recorrió cabalgando todos los pueblos en busca de pistas. No encontró nada.

     Un granjero le sirvió de ayuda. Según él, una doncella pelirroja vive en List, un pequeño pueblo entre montañas.

     El caballero fue a List. Estuvo varios días siguiendo a la doncella. Siempre iba acompañada por los dos señores que vio en la taberna.

     Esperó y cuando estuvo sola, entró en su casa.

     Fernando la agarró fuertemente por los hombros y le dijo:

    –Sé que eres la asesina. Tienes que venir conmigo –dijo el caballero.

    –No, os estáis equivocando. La reina ha muerto. Es verdad que la odio, pero yo no he sido. He tenido muchos pensamientos de hacerlo –dijo la doncella.

     –¿Por qué los otros días en la taberna habló con dos señores y dijo que ella había muerto?

     –Tenía ganas de que muriera. ¿Os podéis imaginar que os quiten lo que más queréis?–dijo la doncella.

     –¿Ella se interpuso y el rey se fue con la reina?

     –¿Estáis diciendo que el rey tuvo una aventura con ella?

    –Así es. Pero yo no la maté.

    Fernando salió de la casa y fue a palacio. Según sus investigaciones, el rey fue el asesino. La fue envenenando poco a poco. Es hora de arrestarlo. Tengo que hablar con el conde de Riner.

    El caballero fue al castillo del conde. Tras conocer los hechos, el rey fue acusado de asesinar a su amada. Fue encerrado en la cárcel de Mistuk al sur de Austria. Días después, se quitó la vida. Parece ser que prefirió caer por la torre más alta. Su vida fue un martirio. Siendo pequeño sus padres le pegaban. Estuvo enamorado de su hermana y también la mató.

    Quien hace el mal, acabe encerrado eternamente.

ME GUSTA COMPARTIR CON VOSOTROS OTRO NUEVO RELATO. PERTENECE AL LIBRO, AMANTES MEDIEVALES II.

DISPONIBLE EN AMAZON, EN PAPEL Y EBOOK.

DOS NUEVOS RELATOS PARA LEER

LO QUE MÁS ME GUSTA ES QUE LOS LECTORES DISFRUTEN, POR ESO HOY OS QUIERO REGALAR ESTOS DOS RELATOS.

LOS DOS RELATOS PERTENECEN AL LIBRO, AMANTES MEDIEVALES II.

DISPONIBLE EN PAPEL Y EBOOK.

EL REINO DE AMESIN

Todos hemos pensado alguna vez en visitar un paraíso. ¿Cómo no imaginar un espacio sin batalla, sin muerte, sin envidia y donde todo el mundo se respeta? Ese paraíso existe, el Reino de Amesin.  En Amesin, todo es amor. Está rodeado por una inmensa selva, montañas y lagos cristalinos. La Naturaleza es la dueña de Amesin pues allí habitan toda clase de animales, entre otros seres mágicos y misteriosos.  Son los que se encargan de proteger el Reino. Los duendes y los elfos, las  hadas y las ondinas, los ogros, los trolls y los mils, unos seres muy pequeños, suelen estar entre las flores, los tallos y las hojas.

      Un día algo terrible ocurrió en Amesin. Llegaron unos seres enormes e inteligentes pero que no eran capaces de amarse. ¡Qué miedo! ¡Los seres humanos! Un grupo de caballeros acampó en Amesin. Un caballero llamado Siden fue el único que pudo sentir a los seres de Amesin. Era mediodía y él estaba custodiando los alrededores del campamento mientras el resto de sus  integrantes comía y bebía.  De repente, Siden oyó un ruido extraño entre la maleza y los arbustos. Pensó que se trataba de alguna fiera. El caballero desenfundó su espada y se aproximó lentamente a los arbustos. El corazón le palpitaba aceleradamente. El ruido se sentía cada vez más cerca.

      Uno de los caballeros había puesto una trampa para capturar liebres;  en la trampa había un ser muy pequeño. Siden no podía creer lo que estaba viendo. Era un ser rechoncho de poco menos de 30 centímetros que estaba muy enfadado.

    –¿Por qué no me ayudas? Eres el primer ser humano capaz de ver a un duende –dijo el ser bajito.

     El caballero desató al duende y lo liberó. El duende corrió entre las plantas y desapareció.       Siden volvió al campamento pensando en esa criatura. Su imagen no se le iba de la mente. Es que nunca había visto a un duende.

     Por la noche, antes de acostarse se adentró en la selva y por ella anduvo un buen rato. Sin embargo, cuando quiso regresar, no sabía cómo hacerlo. Se había perdido. Todo estaba oscuro y se oían unos ruidos espantosos. ¡Qué miedo! Súbitamente, unas lucecillas salieron de los huecos de los árboles. Eran cientos de duendes y entre ellos estaba el que había sido liberado de la trampa.

     –¡Ese gigante me ayudó cuando yo me caí en la trampa! –exclamó el duende.

     Los duendes le agradecieron a Siden su generosidad y buen corazón; le hicieron entender que solo él podía sentir el Reino de Amesin.

     El caballero estuvo perdido toda la noche. Visitó y conoció a los seres de la Naturaleza que se encargan de mantener verde al reino. Sintió un amor eterno. Jamás había  sentido algo semejante.  Siden regresó al campamento donde los caballeros estaban muy preocupados. 

    –¿Dónde te habías metido? Pensábamos que algún dragón te había devorado –dijo el jefe.

    –Tenemos que marcharnos de este lugar. Está lleno de criaturas maléficas que se apoderan de nuestra alma –dijo Siden.

     Al oír tal conversación, los caballeros desmontaron el campamento y se marcharon despavoridos.

     Siden se regocijaba silentemente y su felicidad era tan grande que no le cabía en el pecho. Estaba muy consciente de que había conocido el Reino de Amesin, un lugar increíble que solo existe para quienes tienen un buen corazón y creen en Amesin.

     Todos llegaremos a conocer el Reino de Amesin en nuestros corazones.

KIR Y EL GIGANTE

 En las lejanas tierras de Soch, vivía un gigante con una fuerza descomunal. Era tan grande que su cabeza sobrepasaba las montañas más altas de Soch. Nadie se atrevía a desafiar su fuerza. Un día el gigante se enamoró de Sineva, una doncella muy hermosa, cuyo cabello era tan largo que se lo pisaba al caminar. Kir, un joven y astuto guerrero, también se enamoró de Sineva y  el gigante le propuso una prueba. Consistía en vencer al gigante e intentar acabar con su fuerza. El guerrero aceptó. El gigante estaba tan convencido de poseer a Sineva que esa misma tarde se celebró la disputa.

     Los habitantes de Soch estaban asustados. Sabían que un pisotón del gigante aplastaría a Kir. Sineva estaba aterrada pues ella no quería al gigante sino a Kir.  El guerrero portaba una lanza, su arma preferida. El gigante dio el primer pisotón. La tierra rugió y el pueblo de Soch empezó a temblar.

     –Gigante; creo que no quieres a Sineva. Si vuelves a dar otro pisotón, el pueblo quedará en escombros y jamás podrás tener a la doncella.

     El gigante se contuvo y comenzó a llorar.

     –Soy fuerte, pero tengo un corazón débil. Necesito enamorarme –dijo el gigante.

     –Te propongo un trato. Si te busco a una doncella hermosa, me dejas que me case con Sineva. No soporto luchar. Además la doncella es de mi altura, contigo nunca será feliz –dijo Kir.

     El gigante comenzó a reflexionar justo cuando iba a sujetarlo con sus poderosas manos.

    –¿Dónde vas a encontrar una doncella de mi tamaño?

    –He visto una más allá de las montañas. Es muy bella y vive cerca del horizonte –aseguró el guerrero.

     El gigante agradeció al guerrero y fue en busca de su doncella.  Cuando fue por su amor, el gigante se quedó sorprendido. Nunca había visto a una mujer tan hermosa. Era  de su tamaño y ambos se fueron a Lock, el Reino de los Gigantes.

     Kir fue muy inteligente, supo comprender los sentimientos del gigante y no hubo disputa.

    El guerrero y Sineva vivieron juntos para siempre y ellos fundaron el Reino de Soch.

     La fuerza física no lo es todo; tener inteligencia y fuerza emocional es también fundamental. Eso fue con lo que venció el guerrero al gigante.

BASADA EN UN HECHO REAL

PARA LECTORES DE ESPAÑA. YA ESTÁ PUBLICADA LA HISTORIA DE UNA ASESINO EN SERIE.

¿ESTÁS PREPARADO PARA LEERLA? SECTAS SATÁNICAS Y JUEGOS DE SANGRE.

DISPONIBLE EN TAPA BLANDA.

SINOPSIS

LA NARRATIVA MÁS TERRORÍFICA SOBRE ASESINOS EN SERIE
El thriller psicológico más terrorífico para los amantes del terror y asesinos en serie, una historia basada en hechos reales.
¿Os gustan las historias de vampiros? Una mirada a lo más profundo, sobre una secta obsesionada con el vampirismo.
Mirrer Delman es una joven y atractiva abogada de Nueva Yersey que se traslada a Filadelfia por hacer un cambio en su vida. Tras unos días en la ciudad conoce a un importante empresario y político de la ciudad, con el que mantienen una relación sentimental durante unos años. El misterio aborda a la historia cuando la guapa abogada aparece muerta en una estación abandonada. Según Esterman, inspector de la Unidad de Homicidios, baraja la posibilidad que se trate de un asesino en serie obsesionado con el vampirismo. El terror y los asesinatos prosiguen por las calles de Filadelfia. Cuando oscurece y llega la medianoche, aumentan las muertes misteriosamente con unas extrañas y minuciosas marcas en el cuello.
¿Existen los vampiros en la actualidad? El lector se verá atrapado en la narrativa de suspenso, y no dejará de leer hasta que consiga al responsable de tantas muertes de jóvenes guapas y todas con un mismo perfil. ¿Es posible que se trate de una secta satánica?
El autor de La Casa de las Tinieblas, vuelve a sorprendernos con una sugerente y estupenda narrativa, de terror psicológico.

YA ES EL MOMENTO DE TENER ESTE LIBRO EN TUS MANOS.

¿OS GUSTAN VIAJAR A OTRA DIMENSIÓN?

ESTOY SEGURO QUE ASÍ SERÁ. PARA LECTORES DE ESPAÑA.

LA CIUDAD DE CRISTAL

DISPONIBLE EN TAPA BLANDA.

¿QUERÉIS CONOCER A ESOS SERES DE LUZ?

SINOPSIS

¿OS GUSTAN VIAJAR AL OTRO LADO? ESE LUGAR DIMENSIONAL QUE SÓLO VAN LAS ALMAS DE LUZ. UNA HISTORIA ÉPICA MEZCLADA CON MUNDOS DIMENSIONALES. VIAJES A OTROS PLANOS. ¿OS APETECE HACER ESE VIAJE? ESTE LIBRO ES DE ESOS QUE OS HACEN VIAJAR A LUGARES MUY ELEVADOS DE CONSCIENCIA.
NUEVO LIBRO DE LA SERIE, HISTORIAS ÉPICAS. LA CIUDAD DE CRISTAL ES UN LUGAR ÚNICO, MUY POCOS LOGRAN VISITARLAS. SI OS GUSTAN LAS HISTORIAS ESPIRITUALES Y ÉPICAS, OS RECOMIENDO ESTE LIBRO.
La ciudad de la luz os esperan… ¿Preparados para visitar la ciudad mágica? ¿Queréis visitar Rilen?
Una serie de personajes de diferentes épocas se reúnen en un mundo dimensional llamado Rilen. Allí conocen un universo donde todo es posible, se detiene el tiempo y no existe el transcurso de los días. Nuestros protagonistas tienen que luchar contra el mal en unas etapas que ellos mismos tienen que completar. Todo lo que descubren es realmente sensacional, puro aprendizaje y un amor más allá de nuestra percepción. Esta historia nos ayuda a seguir adelante, ser mejor persona y no rendirse nunca. Ambientado para todas las edades.
El autor de la novela, Sin Rumbo a un Mundo Desconocido vuelve a publicar un nuevo libro dimensional.

DISPONIBLE EN ESTE ENLACE:

EL LIBRO DE LOS RELATOS MEDIEVALES PUBLICADO EN ESPAÑA

¿OS GUSTAN VIAJAR AL PASADO? ESTE LIBRO ES PRECISAMENTE LO QUE HACE. OS ENVUELVE Y JUNTOS VIAJÁIS A LA EDAD MEDIA.

AMANTES MEDIEVALES

DISPONIBLE EN EBOOK.

DISFRUTEN DE ESE VIAJES MÁGICO.

SINOPSIS

¿ERES UN GRAN AMANTE DE LAS AVENTURAS MEDIEVALES? PUES ESTE LIBRO OS LLEVA A LOS ALBORES DE LA EDAD MEDIA.
¿ERES DE ESOS LECTORES QUE AMAN LAS HISTORIAS CORTAS? Cientos de relatos te esperan para una lectura agradable.
¿Os apetece realizar el mejor viaje de vuestra vida? Un viaje a la Edad Media 
Un libro compuesto por más de sesenta historias ambientadas en la Edad Media. Con un halo caballeresco, fantástico y épico, donde predomina el romance, misterio y la intriga. Cada historia tiene sus propias moralejas donde nos hace reflexionar. Una obra magnífica para toda la familia, desde lectores juveniles hasta adultos. Viviréis con cada uno de los protagonistas de cada relato y viajaréis al pasado, con una realidad magnífica. Lectura amena y sencilla. ¿Te atreves a desmantelar los secretos de la Edad Media?

DISPONIBLE EN ESTE ENLACE:

¿QUIERES SABER SOBRE UN SECRETO TEMPLARIO?

ESTA HISTORIA ESTÁ PUBLICADA EN MÉXICO. DISFRUTEN DE ESTA LECTURA.

EL SECRETO DE RUND

DISPONIBLE EN EBOOK.

SINOPSIS

EL LIBRO DE MISTERIO MÁS ASOMBROSO… OS LLEVARÁ MÁS ALLÁ DE LA RAZÓN HUMANA. UN PERSONAJE QUE VIVIÓ HACE DOS MIL AÑOS Y SE CONVIRTIÓ EN EL MÁS MISTERIOSO, DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD.
¿Os gustan las historias con misterio? El autor de esta novela de ficción histórica, nos hará reflexionar y ante todo conseguir el amor y el respeto entre los demás. Bienvenidos a una narrativa fascinante de misterio. Jerusalén fue conquistada por los cristianos a finales del siglo XI. Una batalla dura y cruel, sin contemplaciones, llana de codicia y sobre todo mucho dolor, pues había que dominar la ciudad y expulsar a musulmanes y judíos, sin importar las vidas humanas durante la conquista. Esta historia está dedicada a esos monjes soldados que dieron sus vidas por conseguir una ciudad digna, para la convivencia de los seres humanos, sin mirar creencias. Nuestros valientes protagonistas descubrieron nuevos manuscritos sobre la vida secreta de Jesús. Un nuevo cambio en su historia y una persona muy poderosa lo envió a la Tierra para la salvación de la humanidad. ¿Estáis preparados para conocer al verdadero Jesús de Hazor? Para lectores amantes del misterio sobre la vida de Jesús. Recomiendo esta historia, que os dejará sin aliento.
El autor de la novela, el Tercer Grial y los misterios de Jesús nos vuelve a sorprender con una nueva adaptación, sobre la misteriosa vida de Jesús.

DISPONIBLE PARA LOS LECTORES DE MÉXICO.

EN BUSCA DE LA VERDAD, UN NUEVO RELATO

ESTE RELATO PERTENECE AL LIBRO, CRÓNICAS JAMÁS CONTADAS EN LA EDAD MEDIA. SE COMPONE DE SEIS HERMOSOS RELATOS.

DISPONIBLE EN AMAZON, EN PAPEL Y EBOOK.

DISFRUTEN DE LA LECTURA.

RELATO

Esta historia se remonta al año 1160 cuando el conde de Barcelona Ramón Berenguer IV contrajo matrimonio con su prometida Petronila en el condado antes dicho. De la feliz pareja nació un niño llamado Alfonso. Alfonso era feliz, rico y guapo. Nunca le faltaba nada pero era un niño distinto a los demás. Siempre iba protegido por fuertes caballeros y no jugaba como cualquier niño de su edad. Alfonso echaba de menos jugar con sus amigos porque siempre tenía que viajar junto con sus padres a distintos reinados españoles.

              Sin embargo, al cumplir los seis años, la vida de Alfonso cambió. Recibió la triste noticia de que su padre Berenguer IV había fallecido en una batalla reñida contra los almohades al sur de Al-Ándalus, específicamente en Écija, un pequeño pueblo en el valle del Guadalquivir a unos kilómetros de la bella Sevilla. Su madre Petronila, muy enamorada de su esposo y correspondida en la misma medida, se enfermó de tristeza por la pérdida de su marido y un mes después falleció. Por lo tanto, Alfonso pasó una infancia triste, huérfano de padre y madre.

         Cuando Alfonso cumplió los dieciséis años le concedieron los condados  Rosellón y Pallars. A partir de entonces el joven fue adquiriendo títulos nobiliarios. En Francia fue conde de Provenza.  A los diecinueve años, Alfonso fue elegido rey de Aragón donde lo llamaron Alfonso I. El joven monarca aragonés había tenido algunos romances pero nunca había contraído matrimonio hasta que un día conoció a Makeda, la hija del califa de Jaén que cambió su vida. Una mañana recibió un mensaje del rey de Castilla Alfonso VIII informándole que había que firmar unos tratados con el califa almohade Yusuf I en Jaén. Alfonso reunió un imponente ejército y partió hacia allá.

         El rey Alfonso VIII esperó al monarca de Aragón en Toledo donde se reunieron para acordar la firma del tratado:

         –Gracias por venir, tenemos una oportunidad para rubricar unos acuerdos. Eso significa que parte de Jaén será para los cristianos. Es un momento histórico importante para los cristianos–dijo Alfonso VIII.

         –¿Creéis que será buena idea firmar esos tratados? Le recuerdo que el califa nos tendrá preparada alguna sorpresa. Hay que saber que esa gente lleva viviendo en Jaén desde hace muchos siglos. No aceptarán firmar esos acuerdos.

         Alfonso insistió:

         –Es muy probable  que ellos se nieguen a firmar o intenten atacarnos. Por eso pedí su ayuda pero somos invencibles; acabaremos con ellos–.dijo el rey castellano sin remordimiento.

         –Yo no quiero luchar; deseo que haya paz.  Ellos tienen que vivir en sus tierras de origen… No es lógico que les  quitemos sus heredades porque Cristo lo ordena–. Admitió Alfonso de Aragón.

         –Eres rey; tienes que luchar por tu pueblo, por Cristo y por la Iglesia–. Dijo el rey de Castilla.

         –Yo ayudo a mi pueblo lo que haga falta… Lucharé  por Cristo cuando haya que batallar, pero pelear por unos  tratados, no–. Dijo Alfonso.

         –Confío en vos, eres la persona idónea para firmar esos acuerdos. Dentro de un mes estaremos en Jaén y parte de sus tierras serán nuestras–. Insistió Alfonso VIII.

         Alfonso I  no quedó muy convencido pero no tuvo más remedio que aceptar y seguir el viaje hacia Jaén. Era un viaje largo y peligroso. Mientras atravesaban la Sierra de Madrona fueron sorprendidos y cayeron en una emboscada por parte de un grupo de almohades cerca de Varilla de Alcántara. Una parte de los combatientes del rey de Castilla fue degollada; más de la mitad murió a causa de las heridas durante la contienda. A pesar del desequilibrio del ejército, el monarca castellano no se rindió. Alfonso I intentó convencerlo de regresar a casa:

         –Os sugiero que abandonemos el viaje. Hemos estado a punto de morir todos por esos guerreros almohades. Estamos en su territorio y creo que es muy arriesgado continuar–.admitió el monarca aragonés.

         –Nos queda poco para concluir nuestra misión. En un par de días estaremos en Cazorla. Allí hablaremos con el califa Yusuf I. Lamento la muerte de mis hombres pero los que me quedan vivos son suficientes para acabar con el califa– dijo orgulloso Alfonso VIII.

         El 1 de enero de 1180 ambos monarcas llegaron a Cazorla en Jaén.  En el pico más alto de la sierra de Jaén se alzaba la grandiosa fortaleza del califa. Fue construida en honor a su hija Makeda, una hermosa doncella de diecinueve  años. Ningún hombre había conseguido enamorar a la bella doncella.  El califa invitó a ambos a la fortaleza. Celebraron una larga fiesta que duró toda la noche. Alfonso de Aragón quedó  enamorado de Makeda al ver sus  encantos. La  bella doncella bailaba con un grupo de mujeres. Alfonso I  preguntó:

         –¿Quién es esa hermosa dama?

         –Mi hija–el califa respondió.

              El monarca no sabía que aquella dama tan hermosa era la hija del califa. Tan poco podía pensar en enamorarse de una almohade porque su pueblo la rechazaría.

         –¿Quieres bailar con ella? –preguntó el califa.

         Makeda se acercó al monarca aragonés. Sus deslumbrantes ojos azules conquistaron el corazón del monarca.

         –Mi nombre es Makeda, ¿Bailamos?

         Alfonso le tomó la mano a Makeda tiernamente y la miró como si se tratase de una diosa Griega. Su rostro era perfecto y su cabello negro, tan largo que casi rozaba el suelo.  La noche fue larga y romántica con cruces de penetrantes miradas. Ambos se enamoraron profundamente. Los tratados fueron firmados amistosamente, es decir,  sin  derramamiento de sangre entre musulmanes y cristianos. Se respetó la mutua convivencia.

         Alfonso le pidió permiso al califa:

         –Desde el primer día me enamoré de su hija. No puedo estar alejado de ella ni un solo instante. Nuestro amor es fuerte y sincero. Voy a cuidarla con ternura. Mi castillo será para ella – aseguró el monarca.

         –Eres la única persona que ha enamorado su corazón. Aquí hay muchos hombres haciéndole  la corte. Sin embargo, no puedo obligar a mi hija si no hay amor de parte de ella. Lo único que os digo es que se lleva la flor más hermosa de mi jardín – expresó el califa.

         Al rey de Castilla no le gustó la idea; una mujer almohade traería muchos problemas.

         –Alfonso, piense bien lo que estáis haciendo. No se la lleve. Será un problema para su reinado; será una maldición –dijo el monarca castellano.

         –Asumo los problemas. Mi amor hacia ella es tan fuerte que no me importa que sea almohade: mi amor no tiene límites de raza ni religión- admitió Alfonso I.

         Con estas palabras, el rey de Castilla se marchó de Cazorla rumbo a su residencia en Ávila.  Dos meses después Alfonso I y Makeda decidieron unir sus corazones para siempre. Makeda se convirtió al cristianismo y fue aceptada como la futura reina de Aragón. Como ella no pudo concebir, la hermosa pareja no tuvo otra descendencia que no fuera la leyenda de su gran amor. Sigamos contando lo que pasó.

         En marzo de 1185 Makeda amaneció muerta en su alcoba de forma misteriosa. El rey, roto por el dolor, la tomó en sus brazos con mucha ternura y besó sus labios ya morados y fríos.

             –Seguro que estáis durmiendo… Despierta, mi bella dama. Vos no podéis estar muerta…Ayer estuvimos haciendo el amor –le dijo Alfonso a su amada mientras lloraba abrazándola.

         El cuerpo inmóvil y frío fue tendido sobre la cama; las criadas y mayordomos lo prepararon para el funeral. El médico de la corte certificó su muerte.

         –Majestad, lamento comunicarle que la reina Makeda ha muerto. Parece ser que murió debido a un paro cardíaco. He visto en su mesa un cuenco con agua. Es posible que se la haya bebido porque se sentía mal y luego no despertó –añadió el médico.

         –El Señor se la ha llevado… Era tan joven… Todavía  teníamos toda una vida para disfrutar – dijo el monarca.

         El cuerpo de la reina estuvo expuesto durante siete días en la capilla del castillo. Cuando el califa se enteró de la triste noticia se dirigió al Reino de Aragón para despedirse de su hija:

         –Estáis durmiendo… No puedes estar muerta…Despierta hija, tu padre está aquí y ha venido a protegerte  – dijo el califa.

         –Lo siento señor, su hija… No entiendo su muerte…Éramos tan felices… Ella se fue a su alcoba y  por la mañana  estaba muerta –admitió roto de dolor Alfonso.

         El funeral se celebró en el castillo de Romey en Ávila. La gente entraba para despedirse de su reina.  Incluso muchos almohades procedentes de Toledo, Valencia, Granada y Sevilla se acercaban para despedirse de la reina Makeda.

         Un año después de su muerte, un joven caballero de la guardia personal del rey se reunió con el monarca.

         –Majestad, quiero informaros que la reina Makeda fue asesinada. No tengo pruebas para demostrar dicha teoría pero pronto las traeré para esclarecer qué le sucedió a la reina –dijo el joven caballero.

         –Dígame su nombre. ¿Vos decís que mi esposa fue asesinada?  No creo en esa teoría porque  cuando entré en la habitación no vi nada extraño… ni rastro de lucha. Ella no tenía ninguna herida ni  marca en el cuerpo. El médico la examinó y no encontró nada anormal. Concluyó que su corazón simplemente había dejado de latir–. Afirmó extrañado el rey.

         –Perdone, soy Jacobo y pertenezco a los miembros de su escolta personal. Su esposa debe de haber sido envenenada por una persona que ella conocía. Tal vez por esa razón no hubo intento de lucha. Ese infarto fue provocado por algún veneno. Tenga en cuenta que no deja huellas y es efectivo –comentó Jacobo.

         –No puedo creer que en mi reino haya un asesino. ¿Quién querría matar a la reina? No tenía enemigos y se llevaba bien con el pueblo –.Insistió Alfonso tratando de descubrir cuál sería el móvil del crimen.

         –Quizás fue alguien que no quería que ella fuera la reina…También pudiera ser una mujer que estuviera enamorada de vos –dijo Jacobo.

         –No conozco a ninguna mujer.  Mi amada Makeda es la única mujer que conocí. No he tenido ninguna otra –insistió el rey.

         –Quisiera que no comentarais  a nadie del reino lo sucedido.   Yo voy a descubrir la verdad de este homicidio y atraparemos al asesino o a los asesinos. Siempre le he tenido mucho aprecio. Voy a ayudaros a esclarecer este asesinato –dijo Jacobo.

         –Aún me cuesta saber que mi mujer ha sido asesinada  frente a mis narices pero, por mucho que lo piense, no acepto este asesinato. Gracias por ayudarme. Si necesitas mi colaboración, nada más tienes que pedirla–dijo agradecido el monarca.

         –Majestad, con su permiso voy a investigar y atraparé al asesino –admitió Jacobo.

         Después de la importante reunión entre el rey Alfonso y Jacobo, el joven caballero se sintió muy orgulloso de su propio empeño en descubrir la verdad  y comenzó a indagar  dentro del castillo. Jacobo investigó a todos los mayordomos y criadas del palacio, incluso a los guardias.

         –Descríbame, por favor, cómo estaba la alcoba cuando fueron a preparar el cuerpo de la reina –  interrogó Jacobo a uno de los mayordomos.

         –Señor, recuerdo que estaba tendida sobre la cama de una forma  muy extraña. La encontramos muerta hacia los pies de la cama y cerca suyo  había un cuenco de agua. Al parecer la reina había tenido sed– describió el mayordomo.

         –Es interesante esa afirmación. No sabía que la reina había aparecido muerta hacia los pies de la cama. Tal vez se arrastró por la cama para pedir ayuda pero no podía hablar –especuló el caballero.

         Jacobo no dudó en hablar con el médico de palacio que había certificado la muerte de la reina. Quizás le daría pistas para ir encajando  las piezas del rompecabezas del crimen perpetrado contra la reina.

         El médico comentó:

         –Recuerdo sus brillantes ojos azules y sus labios morados… Cuando certifiqué su defunción, llevaba un par de horas muerta.

         –¿Cómo sabes que murió de un infarto?– preguntó  Jacobo.

         –Simplemente por la forma del cuerpo… Estaba en posición fetal, las piernas flexionadas y de lado. Posiblemente sufrió un poco y se arrastró a unos metros de la cama –añadió el médico.

         El joven caballero se pasó unos días interrogando a todo el personal de la corte, pero no encontró respuesta a la misteriosa muerte de la reina Makeda. Jacobo iba paseando por la calle cuando un anciano lo detuvo para conversar:

         –Os veo algo preocupado –le dijo el anciano.

             –Sí estoy triste, no le encuentro razón a la muerte de la reina. Tan hermosa que era y lo ilusionada que vivía al lado de su amado –dijo Jacobo.

         –Recuerdo hace un año, una joven me llamó la atención. Llevaba el rostro tapado por un velo. Ella compró un veneno muy potente, un veneno de víbora –dijo el anciano.

         –¿Vos sois curandero? Dígame… ¿cómo sabíais que era joven si llevaba el rostro tapado? – especuló Jacobo.

         –Sí, soy curandero. Supe que era joven por su dulce voz. Sin embargo, me sorprendió que comprara dicho veneno. Le pregunté para qué quería ese veneno tan potente y no me respondió –dijo el bondadoso anciano.

         –¿Qué efectos produce ese veneno una vez ingerido?–preguntó Jacobo

         –Pues… es muy efectivo y letal; en unos diez minutos el corazón se para completamente. Los síntomas son sequedad en los labios, inflamación de los pulmones y obstrucción al paso de la sangre por el corazón –dijo el anciano.

         –Gracias por vuestra colaboración; me habéis  ayudado mucho.

         –Dios os bendiga –dijo Jacobo.

         El joven caballero volvió a reunirse junto a Alfonso en el salón real.

         –Majestad, tengo algunos datos pero es duro lo que voy a deciros. Cuando vos fuisteis a ver a su esposa ¿en qué posición estaba el cuerpo?– preguntó Jacobo.

         –Parecía mucho más joven… Creí que estaba durmiendo y por eso la besé pero cuando sentí sus labios fríos, entendí que estaba muerta. Su cuerpo estaba de lado –dijo Alfonso mientras lloraba.

         –He averiguado muchas cosas en torno a su muerte. La reina debe de haber sufrido antes de expirar pues tomó veneno de serpiente que demora diez minutos en producir la muerte – explicó Jacobo.

         –Mi hermosa dama luchó en la agonía de su muerte durante diez largos minutos. No entiendo nada de este asunto… Lloraba desconsolado Alfonso.

         –También he descubierto que el sospechoso de su muerte tal vez no sea un hombre sino una mujer. Ella fue la que echó unas gotas del veneno en el cuenco de agua. Debe de ser joven. Trate de recordar alguna mujer joven que haya estado con vos– comentó Jacobo.

          –¡Sí, Rosalinda! Ella se hizo amiga de mi esposa; es la hija del duque de Monzón. Es la única mujer joven que conozco…Apenas tiene dieciséis años – dijo el rey.

         –Ahora me acuerdo…por eso llevaba el rostro tapado para que nadie la reconociese –recordó Jacobo.

         –¿Para qué iba a asesinar a mi esposa?– preguntó el rey.

         –Simplemente porque ella estaba enamorada de vos. Tal vez se hicieron amigas para que fuera más sencillo matarla sin que nadie sospechara de ella–dijo Jacobo.

         –Esa teoría no me cuadra; nunca he visto a Rosalinda en palacio –reflexionó el rey.

         –Voy a investigar dónde vive y en breve traeré respuestas –dijo Jacobo.

         Tras la reunión con el rey, el caballero Jacobo no quedó convencido que fuese Rosalinda la asesina. Decidió montar en su caballo y galopó hacia las afueras de Aragón. Llegó a un pueblo cerca de la sierra de Gúdar, Utrillas y allí descansó varios días. Estando en ese poblado, Jacobo entró en una taberna pues tenía un hambre voraz ya que se había pasado todo el  día sin comer. Una bella mujer, que tenía el cabello largo y rubio, la piel blanca como la nieve y las mejillas sonrosadas, salió de la cocina y le sonrió al caballero.

EL RELATO ES MUCHO MÁS LARGO, SIMPLEMENTE PARA QUE VEÁIS CÓMO ES EL TIPO DE RELATO.

ME ALEGRO QUE OS HAYA GUSTADO.

UN NUEVO RELATO PARA LEER

LA VENGANZA DEL TEMPLARIO

Un grupo de veinte caballeros Templarios fueron asesinados mientras dormían en sus aposentos en el castillo de Folk al norte de Escocia. Alexander fue un joven caballero, el único superviviente del incendio en el castillo,  que consiguió huir de las llamas esa noche. Descubrió  que el incendio había sido  intencionado por unos jinetes vestidos de negro.
    Alexander no pudo salvar a sus hermanos de la Orden. Gritos de dolor se oían desde las habitaciones de arriba, que se habían convertido en una trampa mortal.  El joven Templario prometió venganza y darles  caza a los culpables. Alexander siguió a esos jinetes malhadados para averiguar quiénes eran. Después de un buen rato a caballo, llegó a una misteriosa iglesia cristiana  justo a tiempo para ver como ellos  entraban por la puerta principal.
    El Templario entró por una pequeña puerta que él descubrió. Los jinetes negros se quitaron los yelmos y reían recordando los gritos desgarradores de los monjes Templarios.

     –Ya acabamos con ellos;  fueron quemados como se merecen. Además nadie descubrirá a los culpables –dijo el jefe.
     El Templario descubrió que se trataba del rey Juan y Clemente, el mariscal.
     Alexander se puso tan nervioso que hizo ruido al tropezar con unos bancos de madera. Este corrió hacia su caballo y el  rey ordenó ir tras él. 
     –No debe quedar vivo. Seguro que nos ha escuchado –admitió el rey.
     Los jinetes malvados se fueron fugazmente  y  hubo una intensa persecución. Afortunadamente,  Alexander consiguió despistarlos.  Llegó a casa de uno de los  maestres de la Orden cerca de Rocght al sur de Escocia. Si bien este maestre había dejado la Orden,  aún poseía un ejército de soldados fuertemente armados.  Alexander le contó todo lo que había sucedido y  el maestre no podía creerlo. Preparó un gran ejército que se dirigió  al sur. Se les ocurrió una inteligente estrategia. Alexander volvió a la misma iglesia donde había visto a los jinetes vestidos de negro. Una vez dentro, esperó. Al cabo de un rato ellos llegaron. Alexander corría peligro pues el rey y el mariscal querían prenderle fuego vivo. Mientras el mariscal estaba  prendiendo la antorcha, una lanza le  atravesó el cuerpo. El maestre y su ejército habían detenido al rey y a sus aliados. El rey decidió quitarse la vida clavándose un puñal en el corazón. 

    El Templario había cumplido su promesa:   acabar con los asesinos de sus compañeros,  los caballeros templarios.  Diez años después, Alexander fue elegido maestre de Antioquia.  

     Con la maldad acaba ardiendo tu corazón. Cree en el bien y así tu corazón brillará para siempre.

ESTE RELATO PERTENECE AL LIBRO AMANTES MEDIEVALES.

DISPONIBLE EN AMAZON, EN PAPEL Y EBOOK.

NARRATIVA DE FICCIÓN HISTÓRICA PUBLICADA EN MÉXICO

CAMINOS A TIERRA SANTA

UNA HISTORIA SOBRE LA PRIMERA CRUZADA.

¿ESTÁIS PREPARADOS PARA COMENZAR UNA NUEVA HISTORIA DE CRUZADOS?

DISPONIBLE EN EBOOK.

SINOPSIS

NARRATIVA FICCIÓN HISTÓRICA.
Una gran historia sobre la Primera Cruzada.
¿Estáis preparados para comenzar una aventura de cruzados? Ficción histórica, todo es inventado por el autor
El libro está compuesto por dos relatos, unidos por los mismos personajes que protagonizan la tramaLa pluma del autor nos traslada al siglo XI.
Los líderes de la Primera Cruzada se reúnen en Clermont (Francia), para organizar la conquista de Jerusalén. Una serie de ataques a pueblos, aldeas y ciudades, hacen que los cruzados siembren el pánico allá por donde van. Un grupo de bondadosos cruzados no están conformes con las muertes y destrucciones por parte de las tropas de Bohemundo de Tarento, por lo que luchan por un bienestar y una convivencia de amor entre los seres humanos. Una encarnizada lucha hace que se dividan ambos bandos creando pánico y terror en sus conquistas. Una vez que Jerusalén es conquistada por los cruzados, surge la orden más poderosa de la Edad Media, la Orden del Templo de Salomón, (templarios). Una historia cargada de intriga, de codicia y poder. Lo más importante que resalta esta narración: os daréis cuenta hasta dónde es capaz el ser humano por conseguir poder, sin importar a niños y mujeres. Siempre hay personas buenas que huyen de la maldad y conseguir un mundo mejor.

El autor de Sangre Templaria, vuelve a sorprendernos con una nueva historia, sobre el origen de los cruzados.

SI VIVES EN MÉXICO Y OS GUSTAN ESTAS HISTORIAS, PODÉIS EMPEZAR A LEERLA EN ESTE ENLACE:

A %d blogueros les gusta esto: