Archivo | julio 2017

AMANTES MEDIEVALES Y AMANTES MEDIEVALES II

He tenido muchos mensajes desde EE.UU, mis dos novelas están siendo un éxito. Para los que vivan en ese país, os pongo el link para que puedan adquirirlos. Gracias.

AMANTES MEDIEVALES

https://www.amazon.com/Amantes-Medievales-Des…/…/ref=sr_1_2…

AMANTES MEDIEVALES II

https://www.amazon.com/Amantes-Medievales-II-…/…/ref=sr_1_1…

Además pueden leerlos adolescentes. Comparte con tus amigos.

LA NIÑA

 

Os quiero contar una historia de terror medieval.
Año 1312, Colmenar.
Estoy descansando en un antiguo Castillo del siglo XIII. Sus pasillos son largos y abovedados. De las paredes cuelgan antorchas que iluminan el oscuro pasillo. Para mi sorpresa veo al final del pasillo la silueta de una niña. Tendría unos ocho años. Su rostro tapado por su cabello largo y negro, me sorprendió. Ella no hablaba. Se mantenía inmóvil en aquel y oscuro pasadizo. Me interesé en ayudarla, pero la niña corrió y desapareció en una antigua alcoba. La seguí, quise ayudarla. Me resultaba tan extraño ver a una niña en los pasillos de una fortaleza del siglo XIII.
Por fín llegué a la alcoba, para mi sorpresa, la habitación estaba vacía. ¿Dónde estaba la niña? La niña había desaparecido.
Bajé rápidamente por unas escaleras, atónito y sin saber qué le había ocurrido a esa niña.
En un museo que el castillo posee, en el subsuelo, había una galería de cuadros, de retratos de los moradores que habían vivido en el castillo. Ví a un conde que vivió en 1300, tenía una hija que él asesinó en aquella oscura alcoba.
El dueño del museo me confesó, que el conde acabó arrojándose por las almenas.

NADA MÁS SIENTO AMOR

Ahora voy cabalgando por las praderas secas del verano. El calor abrasador es asfixiante, no puedo respirar al sentir el viento contra mi rostro. Cabalgo en busca de mi amada. He llegado al castillo de Arkara, una gran fortaleza construida a principios del siglo XII.
Después de cinco días cabalgando por la Sierra de Ronda he logrado encontrar a Alizha, la hija del Califa. Me enamoré nada más verla. He decidido vivir con ella para siempre y respetar sus costumbres almudejar.

A %d blogueros les gusta esto: