EL VALLE DE LOS DRAGONES

EL VALLE DE LOS DRAGONES

 

Un valle en el que nadie ha explorado sus entrañas. Un lugar mágico, cargado de amor. Fersán.

El valle está protegido por altas montañas. De las montañas caen bellas cascadas formando arroyos, por lo que mantenía el valle completamente verde. En el centro hay un profundo lago, según dicen, si te sumerges, jamás tocarás el fondo. En sus profundidades viven ondinas. Unas ninfas hermosas adaptadas a unos hábitos anfibios.

Todo en el valle es paz. En Fersán vive el mayor grupo de dragones, hay alrededor de quinientos. ¿Quiéren saber por qué hay tantos dragones en el valle?

Calm, es un guerrero procedente de Wesyt, un lugar más allá de las montañas. Un poblado de Hunos. Desde hace cientos de años han vivido en el valle.

El hábil guerrero descubrió el secreto de los dragones.

Antes del amanecer, Calm decidió recorrer el inmenso y hermoso valle. Se sentía atraído por los dragones. Desde niño su abuelo contaba cientos de historias.

Calm era amante de los animales, siempre llevaba como mascota a una pantera negra y a un cuervo. Les acompañaban en sus aventuras.

El guerrero estuvo unos días en las montañas. Las cimas estaban nevadas y se ocultó en una gruta para evitar congelarse de frío. Encendió una hoguera y puso una deliciosa liebre que había cazado. Calm, caza simplemente por supervivencia, tenía claro que había que proteger a los animales.

La pantera estaba descansando cuando sintió un gran rugido. El felino se puso de forma defensiva. Algo monstruoso salió de lo más profundo.

Calm agarró su hacha. Se trataba de un dragón inmenso.

–Joven, ¿qué haces en mi hogar? Márchate –anunció el dragón.

El guerrero hizo señas a la pantera y rápidamente se tendió en el suelo.

–Voy al valle. Me gustaría visitar su belleza natural. Jamás he visto un dragón –dijo Calm.

–Tienes a uno cerca de ti. Los dragones no somos malos como nos han descritos a lo largo de la historia. Voy a contar por qué en el valle hay tantos dragones.

En el valle vivía una pareja de dragones. Pronto el valle se llenó de hombres armados, simplemente querían conquistar el valle y construir pueblos y ciudades. Hasta que un día, un brujo llamado Cruk hizo un hechizo. A todas esas personas fueron convertidas en dragones.

–Ahora entiendo por qué hay tantos dragones. Vivo en Wesyt, allí mis padres me contaban historias de dragones. Los hombres siempre han querido destruir todo a su paso, sin importar nada. Ahora no puedo creer lo que estoy viendo. –dijo el guerrero.

–Vayamos fuera de la cueva, voy a enseñarte el valle –comentó el dragón.

Algo mágico presenció Calm. De las montañas más altas, emergía una fuerte luz. Iluminaba el valle danto un tono perfecto.

En el lago, el guerrero presenció a una manada de dragones. Había pequeños, incluso de diferentes especies. Algunos volaban, otros se sumergían en las transparentes aguas del lago.

–¿Cómo puedo hacer para que los dragones vuelvan a tener su aspecto humano? Preguntó el guerrero.

–Simplemente sentirlo con el corazón. El problema de los seres humanos, han perdido valores espirituales, no saben amar, por eso hay tantas batallas incomprendidas. Si deseas que esos dragones vuelvan como antes, tienes que amar –dijo el dragón.

El guerrero hizo caso. El valle se convirtió en cientos de personas. Niños, ancianos, mujeres, guerreros. Todos tomaron conciencia.

Calm no podía creerlo. Unos dragones quisieron quedarse en el valle, porque estaban felices.

El guerrero pidió un deseo. Se transformó en un dragón. Lo que sentía en ese valle, jamás lo había presenciado.

Su familia estaba triste y un día fue el dragón a visitar Wesyt.

–No teman, soy Calm, he decidido convertirme en dragón. Siempre estaré en el valle. Nunca moriré, así que cuando vosotros queráis, podéis ser dragones. Os esperaré siempre.

Su madre sollozaba, pero lo entendió. Era la felicidad de su hijo. Algún día, todos serían dragones y el valle seguiría emanando amor eternamente.

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: