Archivo | enero 2017

LOS GUERREROS

Fue tarde cuando llegó el momento de defender a mi familia. Unos guerreros fuertemente armados entraron en mi casa.
Todos dormíamos. Mis tres hijos se escondieron en la guardilla. El mayor, Josrt se encargó de proteger a los pequeños.
Mi mujer fue sujeta por varios guerreros. Iban hacerle cosas terribles. Ella gritaba y uno de ellos sujetaba sus manos.
No pude consentir eso. Cogí mi espada y me enfrenté a ellos.
Dios me dio fuerzas y pude matar a los dos. Cogí a mi mujer y nos ocultamos con nuestros hijos.
Como el resto de los guerreros no nos localizaron, prendieron fuego a la casa.
Se marcharon en sus caballos. La casa se convirtió en una antorcha. Nos quedamos atrapados en el fuego.
Nos abrazamos y nos pusimos a rezar.
No sé, pero la casa estaba completamente en llamas, la guardilla quedó intacta. Descubrí una salida y logramos salir con vida.
Mi casa quedó en cenizas. Mi esposa lloraba, pero estamos vivos. No entiendo la reacción de esos guerreros.
Pasó tres años del ataque y viajamos a Lein. Allí construimos una casa e hicimos una vida nueva y placentera.

LA PRUEBA DEL DRAGÓN

Jusi pudo luchar contra el dragón. El gigantesco monstruo le propuso una prueba.
-Si eres capaz de salir viva del bosque de los Wall, tu familia no morirá quemada. Estoy dispuesto a quemar toda la aldea.
Jusi, no tuvo más remedio que entrar en el bosque y pasar la noche. No podía permitir ver a sus hijos arder. Sacó coraje y fuerzas.
La valiente guerrera cogió su espada y penetró en la espesura del bosque.
Jusi oyó las pisadas de un gran animal, pero no quiso mirar y siguió caminando.
Oyó un rugido similar al de un león.
La guerrera se detuvo y miró. La bestia la arrojó al suelo de un zarpazo. Era enorme. Su boca dentada daba cierto terror.
El animal quedó atrapado en una trampa de un cazador. Jusi no pudo dejar al animal y le ayudó.
El animal dijo.
-Gracias, no sé cómo agradecer tu ayuda.
La guerrera dijo.
-Necesito que me protejas en el bosque. Tengo que estar toda la noche. Si no lo hago, el dragón quemará a toda mi familia.
La gran bestia estuvo con ella en todo momento.
Al amenacer, Jusi fue a la aldea. El dragón estaba durmiendo.
-Ya estoy aquí -comentó la guerrera.
-Veo que eres muy valiente y quieres a tu familia. Tu bondad ha ayudado a buscar la salida. No voy a quemar a nadie, te puse a prueba, para saber el amor por tu familia -explicó el dragón.
El dragón desapareció en el cielo. Con sus grandes alas se desplazó vertiginosamente.
Jusi abrazó a sus hijos.
-Os quiero, sois mis grandes tesoros.

EL REY CASTELLANO

18 de enero de 1212

La caballería del rey Alfonso de Castilla ha llegado a la serranía de Jaén.
El Califa espera oculto con su ejército.
El jefe de la caballería castellana ha dado unas pautas antes de acceder a la ciudad.
No cree que el Califa esté en la ciudad, sino trama algo.
El silencio en la ciudad es muy terrorífica. Sólo se oye el viento golpear puertas y ventanas.
Alfonso no hace caso al jefe de la caballería.
Ordena a sus hombres atacar la gran muralla que fortifica la ciudad.
Justo cuando entra en la puerta principal, el rey es atacado por las fuerzas del Califa. El monarca con un poco de suerte sale ileso. Sus hombres se llevan la peor parte. Mueren todos.
El jefe, salva al rey y se ocultan en unas ruinas antiguas.
Con 300 combatientes no son suficientes para el asedio a la ciudad.
El jefe convence al rey para regresar al Reino de Castilla.

Gracias a la astucia del jefe, salvó a sus soldados y el Califa fue respetado, con su cultura y sus raíces.

UNA NOVELA MUY SUGERENTE

Muy contento al saber que mi novela es una de la más leída. Fue publicada a finales de octubre de 2016. Desde que fue publicada en Amazon,está corriendo como la pólvora. Mensajes de lectores de todo el mundo me escriben a diario.

Si todavía no tienes Amantes Medievales, sólo pinchas este enlace. https://www.amazon.es/AMANTES-MEDIEVALES-DESCUBRE-MISTERIOS-OCULTA-ebook/dp/B01M7VP58F/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1485349429&sr=8-1&keywords=amantes+medievales

Descubre y vive las aventuras de AMANTES MEDIEVALES.

AMANTES MEDIEVALES II

La nueva novela del escritor gaditano afincado en Gran Canaria presenta, Amantes Medievales II, nuevas historias con un tono épico y fantástico. Además también está enfocado para un publico juvenil. No dejes de conocer esta fantástica novela, simplemente en este enlace. En versión Ebook.

LOS CRUZADOS

25 de enero de 1185.
Las tropas del rey Balduino ha entrado en la ciudad de Antioquia. Frente a sus grandes murallas hay un ejército de Sarracenos esperando al rey cristiano.
El primer bando; compuesto por Templarios y Hospitalarios, contaban con unos 500 en total.
El segundo bando; compuesto mayormente por nobles de España y Francia. Alrededor de 4000 caballeros e infantes.
Y por último las personas que fueron reclutadas para participar en la batalla, la mayoría campesinos. Unos 2000.
El gran ejército cristiano rodeó a los Sarracenos. Su líder, el sultán Saladino tenía una gran sorpresa.
Uno de los Templarios advirtió antes de la batalla. Será un desastre. Nadie hizo caso.
Realmente fue el peor desastre que hubo en la historia. Más de la mitad de los cruzados murieron en las puertas de Antioquia.
Saladino tenía más del doble en guerreros.
El rey Balduino estaba acabado, con sólo 1500 hombres tuvieron que salir de Antioquia. Unos cien Templarios pudieron sobrevivir a la batalla.
Gerardo de Budefort consiguió hablar con Saladino. Éste quedó convencido y El valiente Templario salvó a los caballeros cristianos. El sultán Sarraceno firmó unos pactos y ambos vivieron en la misma ciudad, respetando sus costumbres.
El rey Balduino recompensó a Gerardo y a la Orden ,regalando un hermoso castillo a unos kilómetros de Antioquia.

Escrito por Eduardo Agüera.

LA VENGANZA DEL VIKINGO

Recuerdo la impotencia de no poder ayudar a mi hermano. Mi hermano es tres años más mayor. Era muy pequeño cuando sucedió.
Mis padres no estaban en casa. Unos hombres fuertes y armados entraron en el granero y empezaron a
prender fuego. Mi hermano intentó impedirlo. Uno de los hombres le dio varias puñaladas. Desde la ventana vi como mi hermano agonizaba en el suelo. Fue horrible.
Cuando mis padres descubrieron el cuerpo sin vida, se oyeron los gritos de mi madre. Yo me escondí en mi alcoba.
Me hice mayor y descubrí los asesinos de mi hermano.
Fue el marqués de Sotoreal. Pagó a dos hombres para quemar mi casa.
Me hice guerrero. Ahora soy un Vikingo del norte. Voy en busca del marqués. Voy hacer pagar todo el sufrimiento que sentí cuando mi hermano murió. Mis padres murieron de pena y me quedé solo.
He tardado unos años en encontrarlo. Lo tengo frente a mí.
-¿Sabes quién soy? -dije.
-No. Creo que se ha confundido -dijo el marqués.
Desenfundé mi espada y dije.
-Dos hombres mandados por vos mataron a mi hermano. Yo soy su hermano pequeño. Estoy aquí para honrar su muerte.
El marqués intentó huir. Tropezó con una piedra y se golpeó en la cabeza.
El marqués se arrastró por el suelo, pero remate con mi espada. Le corté una pierna. Dejé que se desangrara. Todo mi sufrimiento de mi niñez, ahora te toca.
Así fue como juré por mi hermano. Ahora descansa en paz y sigo en Irlanda luchando por el bien de un nuevo reinado.

Año 900.

EL GRIAL

Cogí mi espada y la alcé al cielo. Justamente estaba frente al Santo Sepulcro. En la puerta había dos guardias. Me aproximé lentamente. Uno de los guardias me corta el paso
-Alto. Deténgase. En el nombre de Dios -dijo el guardia.
De forma educada dije.
-Quiero entrar en el Sepulcro.
-Os digo por última vez. No puedes entrar. Si entras estaré obligado a detenerte.
Sin pensarlo dos veces, golpee al primer guardia en la cabeza. El segundo guardia intentó desenfundar su espada.
Pero un compañero de la Orden salió del Sepulcro y clavó su espada al guardia.
-Entra hermano. Quiero enseñarte algo.
Cuando entré vi algo que cambiò mi vida. Estaba el Santo Grial.
Mi compañero cogió el Grial y montó en su caballo.
-Salgamos de aquí -dijo mi compañero.
Salimos de Jerusalén y estuvimos cuarenta días cabalgando por el desierto.
Si entendí que aquellos guardias custodiaban el Sepulcro porque fueron mandados por Ricardo Corazón de León.
El rey quería el Grial.
Por esa razón nos llevamos más de un mes en el desierto.
Los Templarios somos los que custodiamos el Grial, por lo tanto debe estar seguro.
Una veintena de jinetes fuertemente armados van detrás nuestra.
Delante va Ricardo.
Mi compañero es alcanzado por una flecha y cojo el Grial.
Despisto a los jinetes. Mi compañero es rematado por una espada. El rey grita.
-¿Dónde está el Grial?
-No lo sé.
El rey corta el cuello de mi compañero.
Me sentí impotente. No podía hacer nada.
Por la noche estuve en unas ruinas antiguas. Quedé dormido por el cansancio.
Estoy contento porque tengo el Grial. Tengo que llegar a París. El Gran Maestre me espera.
Por la mañana muy temprano he seguido cabalgando. He conocido a Rahen. Es un soldado Árabe.
Me ayudó a llegar a París. El Gran Maestre me ha felicitado por traer el Grial. Ahora la reliquia está bien custodiada y protegida.
He conseguido mis obligaciones y mi misión como Templario.
He viajado a Malta, allí he decidido vivir y buscar tranquilidad.

Año 1189.

SIEMPRE HACIA LA ESPERANZA

La nieve sepultó al ejército. Sólo hemos quedado vivos seis. Estamos en un lugar desconocido. El paisaje es desolador y no hay una triste casa a muchas yardas a la redonda.
Por mucho que mires, más complicado parece salir de este horrible lugar.
Tenemos que salir, ya que moriremos y nunca nos encontrarán.
Dios, no nos abandone. Tus hijos te necesitan.
Tres de mis compañeros se niegan a seguir. Sus piernas no responden. El frío se apodera de ellos.
Intento que mi mente no me falle, de lo contrario estaré muerto. No lo voy a permitir.
Seguimos caminando y el camino está cubierto por la nieve. No sabemos donde estamos.
Si llegáramos a pasar la noche aquí, no llegaríamos a ver el amanecer.
Tan sólo quedamos cuatro.
Mi fe invade mi cuerpo e intento buscar una respuesta positiva para buscar una salida.
Por más que lo intente no logro buscarla.
Ya quedo solo. Mis dos compañeros han perecido y han quedado bajo la nieve.
Veo un cuervo volar y sigo su trayectoria. Tras horas caminando veo un monasterio y los monjes me han ayudado. He pasado todo el invierno en el monasterio.
Ha llegado la primavera y los campos se tiñen de verde.
He reflexionado: Desde que salí de Marsella, éramos 300 caballeros. La nieve se tragó a todos y he sido el único superviviente. Gracias a un cuervo he logrado huir de una muerte segura.

Año 1320.

LA VENGANZA DEL GUERRERO

Desde el día que vi morir a mi padre, me convertí en un guerrero. Desde pequeño vi la imagen de mi padre correr y un guerrero vestido de negro le remata con su espada. Me escondí en una carreta cargada de maíz.
Una mañana me encontré con el asesino de mi padre. Lo reconocí desde el instante que lo vi. No esperé a reaccionar. Con mi espada hice un profundo corte en la pierna. Dejé se desangrara.
Cada cual le llega su hora y más si no hace el bien.
Estoy contento porque mi padre descansa donde se merece.

Año 800.

A %d blogueros les gusta esto: